Publicado: 23 de Noviembre de 2017 a las 16:08

El mantenimiento, garantía de longevidad de los equipos e instalaciones mecánicas. Todos los equipos mecánicos sufren de desgaste y, si no se corrigen, provocan un mal funcionamiento progresivo hasta la avería.

Cuando se produce la avería nos acostumbramos a encontrar elementos caros a substituir con la posibilidad de recambios ya descatalogados a más del tiempo sin servicio que sufre el cliente y el técnico.

La acumulación de suciedad es la principal causa de las averías graves, aunque el cliente no pueda identificarlo. Una limpieza regular y la revisión del correcto funcionamiento evitan un elevadísimo numero de incidencias, qué, de no reparase a tiempo, conducen al desgaste anticipado del equipo, ya sea aire acondicionado, caldera o sistema solar.

Además, un buen mantenimiento garantiza su funcionamiento eficiente, manteniendo un mínimo consumo de energía del sistema al tiempo de un mínimo nivel acústico, etc..., es decir, garantiza que el equipo nos funcionará en buenas condiciones por muchos más años.